Oct 302011
 

Por fin llegó el día. El estreno del Tintín de Spielberg y Jackson llegaba a a las salas de cine, y allí que estaba yo (con mis amigos de siempre, e incluso con mis padres). Y no sólo no defraudó, sino que superó con creces todas las expectativas (las mías y la de los demás). Un espectáculo familiar, con acción, humor y grandes dosis de aventura como hacía tiempo que no se veía.

Muchos años de post-producción, y recuerdo que las primeras imágenes que salían de la película no terminaban de entusiasmar. Seguía el miedo a un motion-capture que nadie sabía cómo se iba a reflejar en pantalla grande representando a personajes de toda la vida. Los trailers han sido los que han mantenido la ilusión ante este proyecto, y eso que particularmente la cara de Tintín no me convencía del todo. Pero ha sido ver la película y quedar encantado.

Simplemente con los títulos de créditos iniciales ya te enganchan. No son el colmo de la originalidad, porque el jugar con las siluetas de los personajes ya se lleva viendo desde tiempos inmemoriales, pero es que están muy bien hechos y desde el cariño a la obra.

Ya entrando de lleno en la película, lo primero con lo que nos encontramos es con un homenaje en mayúsculas, y es que la primera persona que vemos en pantalla es ni más ni menos que Hergé, que obviamente le hace un retrato a Tintín tal y como le ve él. Magnífico. Además, en esa misma escena podemos ver cómo el catálogo de retratos que tiene expuesto son los mismos que podemos ver en las primeras páginas de todos los álbumes de Tintín.

La presentación del propio Tintín se hace a través de su más que caraterístico tupé pelirrojo, y siempre junto a su querido y admirado Milú. Además teniendo en cuenta que esta película agrupa El Cangrejo de las Pinzas de Oro, El Secreto del Unicornio y El Tesoro de Rackham el Rojo (en parte) la introducción de todos y cada uno de los personajes está hecha de manera que todo cuadre a la perfección, desde Hernández y Fernández hasta Haddock, pasando por Sakharin, Allan, Nestor o incluso Castafiore (sorpresa para mí).

El trabajo de guión que han hecho Edgar Wirght, Steven Moffat y Joe Cornish ha sido tremendo en el sentido de enlazar 3 historias con una coherencia muy interesante, y sin que ello perjudique a la personalidad de los protagonistas. Habría que reseñar que han conseguido que todos y cada uno de ellos tengan en la película todas esas características tan particulares que los hacen únicos en el universo comiquero: la astucia y la intrepidez de Tintín, la sed de aventuras y el punto de locura de Haddock, la torpeza y estupidez de Hernández y Fernández, la vivacidad de Milú, el buen porte y la serenidad de Néstor (un clásico entre los mayordomos famosos del cómic, como Alfred en Batman o Jarvis en Los Vengadores)… Y eso que falta Tornasol…

En el aspecto técnico lo único que puedo hacer es simplemente quitarme el sombrero ante lo que han conseguido Spielberg, Jackson y todo el equipo que le ha rodeado. Teniendo en cuenta que todo lo que se ve en la película en ordenador, ya sea motion-capture, 100% CGI (como Milú) o la propia fotografía de la misma, es increíble la naturalidad con que se mueven los personajes (por ejemplo, en Beowulf no vi esto por ejemplo), lo real de algunos planos, y lo bien que se ve todo, pese (y es lo único que le achaco a la película) a los excesivos movimientos de cámara que parece que se le han quedado a Spielbreg tras trabajar con Michael Bay en Transformers… Bueno, y no me puedo olvidar de esos increíbles planos secuencias que hay repartidos alrededor de todo el metraje, en especial el de toda la persecución en sidecar por el puerto de Bagghar. Todo rezumando aromas de películas de aventuras de otras épocas. O como diría uno que yo me sé: “Es más Indiana Jones que la propia Indiana Jones”.
Desconozco qué tal estará el 3D porque la vi en 2D, pero he leído comentarios realmente buenos.

Por último, nos han querido ir haciendo guiños a todos los amantes del personaje a lo largo de la cinta. A los obvios puerto de Bagghar o el barco Karaboudjan que son parte inherente de la historia,o los retratos que comento al inicio de la crítica, tenemos recortes de periódicos en el piso de Tintín que hacen alusión a La Isla Negra, a La Oreja Rota o al Cetro de Otokar; también tenemos por ejemplo las latas de conservas de El Cangrejo de las Pinzas de Oro en el palacio árabe, a parte del propio cangrejo haciendo de fuente. E incluso creo que en los créditos iniciales el objeto que portan es una de Las 7 Bolas de Cristal.

Sinceramente, creo que han conseguido realizar la película de Tintín definitiva y que es merecedora que todos vayan a verla al cine para disfrutar de la experiencia.

Nota: 9.5/10

Related Posts with Thumbnails
The following two tabs change content below.
Sevillano criado en la Tierra 616, y por tanto marvelita desde shiquetito. Mi primer cómic americano fue La Patrulla X nº 72 (vol 1), Lobezno vs Dientes de Sable, regalado por mi querido tío Obivalderobi. A partir de ahí se desata el frikismo en mí cual poder mutante latente. Amante de la lectura en todos sus formatos, y por supuesto del 7º arte en su totalidad.

  4 Responses to “[Crítica] LAS AVENTURAS DE TINTÍN: EL SECRETO DEL UNICORNIO”

  1. Grande Tintin, grande Spilberg,grande el cameo de Hergé retaratando a Tintín, diciendo: “espero haber captado su esencia”…ingenioso, a la altura de lo esperado. Muy grande el Capitán, el que más desde luego!

  2. A mi me ha dejado un poco frío, aunque claro también pueden ser por las cuestiones externas personales. Tintín nunca me ha caído bien del todo, demasiado sabelotodo y blanco (esos cáspita o caramba), pero tengo que objetar que estamos ante una gran película que enamorará a propios y extraños.
    Era todo tan real que me mosquea, no puede existir esta tecnología. Yo creo que algunas veces colocaban la cara digital, daban un poco más de brillo a la ropa y listo.
    La cara de Tintín disgusta, porque mientras el resto tiene caras de dibujo con narices grandes o arrugar marcadas caricaturescas, Tintín tiene una cara humana normal. Yo hubiera escogido voces más iguales para Hernández y Fernández (que se distinguen por las puntillas del bigote) y otras para Nestor y el carterista.
    Me quedo con la escena de la carrera de los tres pergaminos o la casa del carterista.
    Y por cierto, no me gustaron nada los créditos iniciales 😛

  3. Fantabulosa. Increíble que hayamos escrito una crítica tan similar (parece que me leo a mi mísmo… ¡¡¡Ésto es ser almas gemelas!!!).

    Tan sólo un dato… ¿No te pareció que la Castafiore era Jorge el Moranco?

    Coincido con tu puntuación.

  4. Sí!!! Se lo dije a Bea y Moi durante la peli… Es que veía a la Antonia en la pantalla jajajajajaja.

Sorry, the comment form is closed at this time.